La historia del Parchettificio Toscano empieza, sencillamente, con un buen carpintero. De hecho, el fundador de la empresa es Franco Mannucci, que empezó a trabajar con la madera a principios de los años cincuenta. En 1967 lo encontramos inscrito al Registro de Artesanos como instalador, experiencia que le permite adquirir competencias y conocimientos que lo llevan, a finales de los años setenta, a producir su propio parquet. Ya desde el principio, la empresa se distinguió por su vocación fuertemente innovadora en un sector que parecía siempre igual a sí mismo. Franco Mannucci fue el primero en experimentar con los listones, un nuevo formato que conjuga las grandes dimensiones con la sencillez de la colocación. La innovación continúa con la introducción de los grandes formatos, en los años noventa, para llegar a lo que podemos llamar el "giro artesanal", es decir, la vuelta a los productos hechos completamente a mano, que embellecen los suelos de parquet con acabados diversos y personalizables. Vuelven a ser protagonistas los cepillos manuales, los viejos bancos de carpintero, las antiguas técnicas de patinado, y también el viejo espíritu de carpintero del fundador. Hoy en día, la empresa está dirigida por sus hijos, Gabriele y Giuliano, que han traído consigo la sensibilidad ambiental, la investigación creativa y la multimaterialidad. Y así, el Parchettificio Toscano sigue ocupando un lugar de prestigio en el sector y puede mirar al futuro con confianza.

Aunque nació como productor de parquet tradicional, en el trascurso de los años el Parchettificio Toscano ha experimentado una notable evolución: actualmente, la gama de productos va de la marquetería exclusiva multimatérica de la colección San Miniato a Ekoline, colección de entarimados de aspecto moderno, pasando por Pontevecchio, colección de entarimados, formatos en espina y diseños clásicos, totalmente realizados a mano y personalizables, para terminar con Outfloor, concebido para espacios exteriores.
Además de la búsqueda de nuevas soluciones estéticas para un público exigente y heterogéneo, la empresa se ha dedicado a una producción en total armonía con el ambiente, y ha alcanzado este objetivo gracias al uso de madera certificada FSC® y PEFC®, así como a la aplicación de acabados biocompatibles, sin emisiones nocivas para las personas. La riqueza de nuestra oferta reside en la posibilidad de utilizar también madera antigua recuperada, hábilmente restaurada dejando a la vista la pátina original.
Junto al preciosismo del acabado, la clave de la producción y del posicionamiento de mercado es el refinamiento en la producción; el intercambio de ideas con el cliente todavía tiene el sabor de la antigua artesanía y del enfoque personal en la creatividad. Los tratamientos realizados a mano en nuestro establecimiento son garantía de un verdadero producto italiano.

UNA EMPRESA DE CALIDAD CERTIFICADA


El Parchettificio Toscano quiere garantizar a sus clientes el máximo nivel de calidad, tanto en los materiales como en los tratamientos y en el respeto de las normas y el medio ambiente. Por esta razón, se ha dotado de las principales certificaciones nacionales e internacionales, concedidas por instituciones independientes de alta credibilidad, tras severos y constantes controles de las materias primas, las fases de trabajo y el producto acabado.
Certificaciones FSC e PEFC ratifican que la madera utilizada proviene de bosques gestionados de manera responsable, es decir, respetando las necesidades sociales, económicas y ambientales de las generaciones futuras.
Certificación 100 % Made in Italy Ratifica el origen exclusivamente italiano y ha sido expedida por la Institución para la Tutela de los Productores Italianos tras autocertificaciones empresariales y controles en la empresa para la comprobación de los requisitos. Certificación CE Ratifica que el producto cumple con los requisitos de seguridad previstos por las directivas europeas sobre materiales y productos de construcción.
Certificación E1 Ratifica que el producto acabado tiene un bajísimo nivel de liberación de formaldehído, muy por debajo de los límites prescritos por las más severas normas nacionales e internacionales.

parchettificio toscano certificazioni