El Roble de la colección EKOLINE se realiza en tres formatos distintos, la monolama de tres capas, la minilama120 de dos capas y la minilama140. El cepillado es el único tratamiento que se puede aplicar a la superficie, mientras los acabados disponibles son: el barnizado, el tratamiento con aceite biocompatible y el acabado naturalizante. Existen treinta variantes de color disponibles, diez por cada uno de los acabados.

Formatos



MINILAMA 120

  • Espesor total: mm 10
  • Anchura: mm 120
  • Longitud: mm 500/900
  • Tipo de colocación: encolado

La minilama está compuesta por dos capas encoladas entre sí de las cuales la primera, que queda a la vista, es una lámina de Roble de 4,00 mm de espesor, mientras la capa subyacente es de Abeto macizo. El último incorporado a la gama permite aprovechar las grandes dimensiones de longitud y anchura incluso cuando el ambiente exige un espesor reducido de la lámina.

MINILAMA 140

  • Espesor total: mm 10
  • Anchura: mm 140
  • Longitud: mm 900/1200
  • Tipo de colocación: encolado

La minilama está compuesta por dos capas encoladas entre sí de las cuales la primera, que queda a la vista, es una lámina de Roble de 4,00 mm de espesor, mientras la capa subyacente es de Abeto macizo. El último incorporado a la gama permite aprovechar las grandes dimensiones de longitud y anchura incluso cuando el ambiente exige un espesor reducido de la lámina.

PARQUET DE UNA LAMA CON TRES ESTRATOS

  • Espesor total: mm 15
  • Anchura: mm 190
  • Longitud: mm 900/2000
  • Tipo de colocación: encolado/flotante/clavado

El parquet monolama está compuesto por tres estratos encolados entre sí, de los cuales el primero, que queda a la vista, es una lámina de Roble de 4,00 mm de espesor; el estrato intermedio está constituido por elementos transversales de madera blanda y el estrato final es de Alerce.
La particularidad de la lama de tres estratos consiste en la posibilidad de colocarse encolada a la parte subyacente o, alternativamente, de montarse flotante. En este caso, se interpone un pequeño aislante de poco espesor (normalmente de 2 o 3 mm) entre la superficie de apoyo (solera) y el parquet. De este modo, las láminas simplemente están apoyadas en la solera y se encolan solamente los anclajes.